jueves, 18 de mayo de 2017

Tutorial para pintar miniaturas: Parte 4: detalles

Ya hemos aprendido a imprimar, a pintar y a usar lavados para hacer sombras, así que ahora le toca el turno a los detalles.

Mi forma de pintar es:
  1. Piel. Lo aconsejo 100%. Ya que sino, siempre te va a parecer que falta algo. Buscas, y no sabes qué es. Aunque se vea a simple vista, tú no caes en la cuenta y cuanto más pintas la mini, menos te gusta. Al final, pintarás la piel, y aunque ya veas que está completamente diferente, terminada por completo, esa sensación de que falta algo seguirá ahí y nunca terminará de gustarte y además, le cogerás manía a la mini.
  2. Pelo (si tiene). Al igual que con la piel, es normal que veas que falla algo. Pinta el pelo, pero de forma básica, quiero decir, si por ejemplo es pelo rubio y quieres añadir mechas, pues sólo pinta el pelo rubio, las mechas ya las darás cuando te pongas con los detalles.
  3. Ropa. En ésta parte lo mismo me da pintar primero la parte de arriba que la de abajo. 
  4. Calzado, cinturones, mochilas, cartucheras, etc. Es decir, todo lo que nos queda EXCEPTO los ojos.
  5. Lavado con tintas y sombras. 
  6. Los ojos y detalles de esos que tienen que verse bien, de los que tienen que destacar a simple vista. Al igual que, por ejemplo, la sangre en los zombies o en cualquier otra mini. Ejemplos:



  7. Barnizar. Yo barnizo en mate, pero algunos de los detalles, los barnizo en brillo, así causa otro tipo de sensación. Por ejemplo, en los ojos de Daenerys, así causa el efecto de humedad y parecen reales. En gemas, bocas, lenguas, tentáculos (para que den asquete), las armas y armaduras, en general todo lo metálico para que dé la sensación de real. Ejemplos:






Y con ésto, termino el tutorial de los detalles.

Algunos se sorprendieron porque no uso paleta húmeda. Para los que no lo sepáis, la paleta húmeda es un tupper o algo parecido, le pones un trozo de bayeta, que ocupe todo el tupper, echas agua, no mucha, sólo que empape la bayeta. Encima de ésta pones papel de horno y encima de éste papel, vas poniendo la pintura. Y ésto es para que dure más la pintura.

A mí no me gusta, no sé por qué, pero le tengo un poco de manía, por eso uso una paleta normal, o como yo la llamo "paleta seca".

Pero, claro, está el tema de que si pones demasiada pintura, se desperdicia.

MI TRUCO:

El primer truco que se me ocurrió fue el de poner la pintura sobrante, sobre todo de las mezclas, en esas cajitas que hay para guardar monedas de colección, meterlas en un tupper y a la nevera para que aguanten. Y bien cerradas aguantan bastante, pero terminan secándose poco a poco.

El segundo truco fue guardar los botes de pintura que se me van terminando, pero claro, en 2 años que llevo pintando, sólo terminé 2. Así que me compré botes vacíos baratos, pongo la pintura sobrante y apunto las mezclas y diluciones por si se termina y lo vuelvo a necesitar.
Y hasta aquí el tutorial y los trucos de hoy jejeje

Espero que os guste y que os sirva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...